Tu vida no acaba con un divorcio aunque tu corazón y mente crea que sí

El divorcio es una de las situaciones más complicadas que vive un ser humano, incluso, las sensaciones pueden ser muy parecidas a las de la pérdida de un ser querido por fallecimiento.

Y, como éste último, en una separación también debe haber un duelo. Te sientes con el corazón partido, sin energía, triste e incluso te duele la cabeza, el cuerpo, el alma; crees que es le fin del mundo, que ya no hay más vida para ti. Pero no es así. Quizá estés cansada de escucharlo, pero es cierto, no es el fin del mundo.

La Fundación española Atención y Mediación para el Cambio (ATYME) decidió hacer una guía para apoyar a las personas que están atravesando por un divorcio. De acuerdo con la misma, el 84 por ciento de las parejas que acuden a la medicación llega a acuerdos y, de los mismos, el 93 por ciento se cumplen y lo conservan con el tiempo.

Nadie dice que superar un divorcio es fácil y que lo harás de la noche a la mañana, pero debes enterarte de que tampoco es el fin del mundo, al contrario, es el comienzo de una nueva etapa en tu vida y no tiene por qué ser negativa, puede ser un gran momento para que te pongas la atención que necesitas y, si tienes hijos, te enfoques en ellos también.

Debe haber muchas cosas que quisieras hacer cuando estabas casada, es hora de que las hagas realidad, que cumplas tus sueños, te enamores todos los días de ti y trabajes por ti y para ti, y para tus hijos en caso de que los tengas.

Es un final y como en todos estos debes atravesar por un duelo; está bien si te sientes mal y quieres tirarte en la cama a llorar, está bien que no te reprimas aunque sean sentimientos negativos, aunque lo sean son completamente naturales, así que déjalos salir y verás cómo poco a poco esa tristeza se irá limpiando.

Ahorita crees que se ha perdido todo el sentido de la vida, que ya no hay más motivos para continuar, que no volverás a ser feliz y mucho menos a enamorarte. Son pensamientos normales, acabas de terminar con una unión importante para ti, un amor, con años de relación, sin embargo, puedes salir adelante, no olvidarlo pero sí dejarlo atrás, superar el dolor, continuar con tu presente para que logres vivir con un futuro.

– Acepta el divorcio

– Evita aislarte

– Aprovecha de este momento para crecer

– Realiza actividades que te parezcan placenteras

– No te obsesiones con encontrar nueva pareja

– Recurre a la terapia psicológica

Un divorcio, una ruptura, una separación no son el fin del mundo, sólo es el comienzo de algo nuevo que ha llegado a tu vida, trata de sacarle lo mejor porque por supuesto lo tiene. Es tu vida, es hora de vivirla aunque, sí, tu mente y corazón sientan que todo ha terminado.

 

 

Fuente:CulturaColectiva