La tragedia de conocer al amor de tu vida en el tiempo equivocado

Las rupturas son siempre difíciles porque lloras por alguien a quien amaste y perdiste.Pero, eventualmente lo superas y conoces a alguien más, y ese amor queda en el recuerdo distante de la memoria.
Pero hay otro tipo de ruptura, esa ruptura que ocurre con una persona que no puedes superar. No hay día en que esa persona no se cruce por tu mente y tu corazón se sienta pesado.

Usualmente es porque la relación no está terminada, pero no puedes decirte eso, y no lo puedes creer porque te vuelves loca.

Así que en lugar estar bien y continuar, consigues engañarte y es que todo te recuerda a él, esa canción, ver esa foto o despertar pensando en él.

Hay mucha gente que viene y se va de tu vida. Algunos con los que sales brevemente y nunca ocupan un segundo pensamiento, y algunos que te gustan mucho, pero no funciona. Y luego hay otros con los que tienes un gran crush, y que te cuesta meses superarlo.

Pero esto es diferente; es esa sensación que tienes cuando sabes que algo debe terminar ahora mismo, pero no puedes.

No puedes decir: “te deseo lo mejor” y continuar. No puedes cerrar ese capítulo porque no quieres renunciar a la persona. Todavía no, y tal vez nunca.

Y te encuentras caminando en lo que se llama “el purgatorio del amor”.

Un lugar en el que sabes en dónde está el amor de tu vida, pero no pueden estar juntos.

Quizás salieron por un tiempo, quizás tuvieron una larga relación, o quizás nunca fueron nada formales.

La conexión con esta persona es tan real, fuerte y magnética que estás constantemente atrás. La relación no alcanzó su potencial pero éste no puede ser mayor.

De hecho, podría ser la persona con la que pasarás el resto de tu vida pero no están juntos ahora, porque de momento los horarios, las oportunidades perdidas y demás cosas se los impiden.

Así que te sientas en el purgatorio del amor, hasta que puedan encontrarse y estar juntos de nuevo.

Sí, encuentras distracciones para sentirte como un humano sano con una vida funcional.

Conoces a gente asombrosa y hermosa con la que quieres compartir cosas, pero nunca pasa porque esa persona no es _____ (llena el espacio con el nombre de la persona).

No es Rachel, es una de las famosas frases de Friends.

Y eso es lo que esta persona, que te ha mantenido en el purgatorio del amor, te hace sentir, y que nadie lo puede igualar.

Porque cuando lo sabes, lo sabes. Esa conexión viene una vez, tal vez dos, en toda la vida.

Tus amigos creen que estás loca, y tú te sientes así. ¿Por qué en un mundo repleto de personas, no puedes avanzar y superar a ese amor? No puedes responder esa pregunta.

El corazón tiene razones que la razón no conoce- Blaise Pascal

Algunos conocen a alguien, salen, se enamoran y viven felices por siempre. Para otros la fortuna no es la misma.

Algunos de nosotros tenemos que pelear, tener rupturas y pasar por el infierno con nuestra persona hasta que finalmente se resuelva el asunto.

Quizás el problema, es, de nuevo, el tiempo. Quizás tienes que aprender y crecer más antes de volver a estar con esa persona.

Sea cual sea el problema, sabes que eventualmente, ambos volverán a encontrarse de nuevo.

Porque al igual que Ross y Rachel, Carrie y Mr. Big, Allie y Noah y todas las grandes historias de amor de las películas y la televisión, sólo hay algunas personas que no se pueden dejar de lado.

Pero, hasta que encuentres tu camino de regreso, te sentirás miserable en el purgatorio del amor, con la esperanza de encontrar a alguien o algo para mantenerte ocupada el tiempo suficiente para no autodestruirte.

Algunas personas estarán indignados por este texto y pensarán: “Esto no es cómo se supone que el amor deba ser” o, “si fuera madura sobre el amor no sería así de difícil.”

Pero el hecho de que las cosas sean fáciles para ti no significa que serán más fáciles para todos los demás.
Las personas son muy complicadas y el amor a veces es confuso.

Si esto no aplica para ti, no quiere decir que estés mal. Sólo significa que tu camino era más fácil.

Para aquellos de nosotros que estamos en el purgatorio del amor, alguna vez también vamos a estar con nuestra persona.