La sífilis una enfermedad que se manifiesta con algunos síntomas lo cual debemos conocer.

Llagas duras, redondas e indoloras.

La primera etapa de la sífilis dura de 3 a 6 semanas y puedes detectar múltiples llagas en el área infectada. Son duras e indoloras, suelen ser varias en una misma área y un poco más grande que una espinilla o de alrededor de medio centímetro de ancho. Éstas desaparecen, por lo que si no vas rápidamente al médico, puede ser que no las veas.

Fuente: womenshealth

Fiebre y ganglios inflamados.

Otro síntoma que puede aparecer en cualquier etapa de la sífilis es una fiebre de bajos grados que no durará mucho. Ésta puede ser una señal de muchas cosas, en realidad, así que si no has notado otros síntomas de sífilis, no hay nada de qué preocuparse. Por otra parte, si estás preocupada, sería buena idea consultar a un médico.

Fuente: womenshealth

Erupción.

¿Notas alguna erupción o sarpullido extraño en alguna parte de tu cuerpo? Siempre es buena consultarlas con un médico. En la segunda etapa de la sífilis, podrías descubrir sarpullidos en partes aleatorias de tu cuerpo. Son ronchas pequeñas y rojizas que pueden pasar desapercibidas porque no causan escozor. Los sarpullidos por la sífilis suelen aparecer en las palmas de las manos y las plantas de los pies.


Fuente: womenshealth

Llagas en la boca, la vagina o el ano.
Otro síntoma de la segunda etapa de la sífilis son múltiples llagas grandes (de 1 a 3 centímetros) y en relieve de color gris o blanco que aparecen en las áreas húmedas de la boca, las axilas o la ingle. Mucha gente puede llegar a confundirlas con verrugas vaginales porque, al igual que éstas, son indoloras.

Fuente: womenshealth

Pérdida irregular de cabello.

En la etapa secundaria de la sífilis, podrías encontrar áreas calvas irregulares en tu cuero cabelludo. Se le conoce como alopecia sifilítica. A pesar de no ser un síntoma de los más indicativos, si se unen con otros indicios relaciones con la enfermedad, se puede llegar a un diagnóstico. Una vez la sífilis se trata, el pelo vuelve a crecer.
Algunas mujeres pierden algunos kilos en la segunda etapa de la sífilis, pero nada dramático. De hecho, sólo se nota una vez se empiezan a juntar todas las piezas para llegar a un diagnóstico. Éste se une a otros síntomas de la segunda etapa como dolores de cabeza, dolor muscular, dolor de garganta y fatiga. Todos desaparecerán con o sin tratamiento.

Déficits sensoriales y torpeza.

Una vez que la sífilis sin tratar alcanza la tercera etapa, la bacteria puede llegar a afectar el cerebro. Conocida como neurosífilis, afecta hasta a un 10% de pacientes con sífilis sin tratar y puede conllevar a la meningitis o a la inflamación del cerebro y la médula espinal. Además de los dolores de cabeza y la dificultad para coordinar, se pueden presentar comportamiento alterado, parálisis, déficit sensorial y demencia.

Fuente: womenshealth

Visión borrosa.

La sífilis ocular es otro efecto terciario de la sífilis sin tratar, pues la bacteria afecta el nervio óptico. Los síntomas pueden ir de cambios en la visión hasta ceguera permanente. Una vez la sífilis alcance el cerebro, empezará a afectar el órgano, por lo que es importante consultar al médico si notas algún síntoma de las primeras etapas.

Fuente: womenshealth