Christina Aguilera luce un sexy vestido de satén que enmarca sus curvas a sus casi 40 años

Christina Aguilera reveló que llegó a sentirse insegura con su cuerpo.

Christina Aguilera encendió las redes sociales luego de compartir una serie de fotografías en las que aparece lucieron un sexy vestido de satén con el que enmarcó sus curvas.

La cantante, que está por cumplir 40 años, se convirtió en la portada principal de la edición de mayo de Heatlh Magazine y envió un poderoso mensaje de amor propio.

X-Tina siempre ha sido considerada una de las mujeres más hermosas de la industria, además de que ha conquistado al mundo con su inigualable voz. Sin embargo confesó que aunque ahora se ama y acepta sus curvas, llegó a sentirse insegura por las presiones de la industria.

Según relata, esta inseguridad estaba en que no le gustaba ser tan delgada. Y es que a diferencia de lo que muchos creen, para ella la delgadez no significaba estar cómoda con su cuerpo. Fue hasta que comenzó a subir de peso de forma sana que aprendió a aceptarse.

“Creo que todos tenemos nuestros días buenos y nuestros días malos en cómo nos sentimos con nosotros mismos. Al ingresar a este negocio, odiaba ser súper delgada. Una vez que cumplí 21, comencé a llenarme un poco y me encantaban mis nuevas curvas”.

“Me cuesta mirar las primeras fotos de mí misma porque recuerdo sentirme muy insegura”.

Christina fue muy señalada por esta subida de peso que tuvo en aquel entonces pues la industria siempre ha hecho creer que las mujeres debemos tener cierto tipo de cuerpo para ser consideradas sexys.

“Nunca querría revivir mis 20 años, estás tan metida en tu cabeza y encontrando tu confianza. A medida que envejeces, dejas de compararte con otras personas y comienzas a apreciar tu propio cuerpo y a ser dueño de él”, dijo.

La intérprete de Genie in a Bottle reveló que su mayor secreto de belleza está en aceptarse a sí misma y “ser dueña” de su cuerpo.

“Aceptarte a ti misma es de lo que realmente se trata la belleza. Por mucho que también me encanta ser una chica glamorosa y jugar a disfrazarme para la cámara, lo más gratificante en última instancia es poder sentirme realmente bien con quién te está mirando en el espejo, porque soy dueña de todo “.

Llegar a los 40 no significa que no puedes ser sexy.
Cuando llegamos a la mediana edad, las mujeres no sólo nos enfrentamos la presión de llegar a la cima profesional, tener una pareja estable y haber formado una familia, sino que también de mantener un aspecto fresco y un cuerpo delineado.

Nos bombardean constantemente con ideas sobre recurrir a métodos de belleza para lucir siempre radiantes, desde la cirugía plástica para deshacernos de esas marcas de la edad y hasta los remedios “mágicos” para adelgazar.

No es de extrañar que cuando llegas a los 40 no te sientas cómoda contigo misma y te preguntes si podrías ser mejor, más delgada, más joven o más bonita.

A los 40 ya sabes que la felicidad y plenitud dependen de ti y de nadie más; sólo tú tienes la clave para sentirte sexy todos los días. ¿Quién dice que no puedes usar vestidos cortos, escotes, telas ligeras o transparencias?

Lo que te haga sentir más cómoda y a gusto lo que ves en el espejo es lo que hará que proyectes esa sensualidad que hay en ti.

 

Fuente:NuevaMUJER