A veces es bueno cerrar las puertas de vez en cuando

 

No, no es que nos olvidemos de las cosas bonitas, ni del amor, mucho menos de vivir o de aprovechar los momentos al máximo. A veces, tan sólo es necesario tomarse un descanso, enfriar la mente, respirar un poco y continuar con todo.

Imagen: Pinterest

La vida es una montaña rusa de cosas y situaciones que nos mantienen en un vaivén de emociones que muchas veces no sabemos controlar. Y sí, de eso se trata vivir; de perderse a sí mismo en las tormentas y reencontrarse cuando haya pasado. A veces es necesario olvidarse de todo y de todos, cerrar por un momento las puertas a todo aquello que hace daño y tomarnos el tiempo para reestructurar lo que estamos haciendo mal, para que entonces obtengamos un mejor resultado.

Imagen: Pinterest

No se trata de cobardía, ni de no enfrentar al mundo como es. Se trata de aprender poco a poco de las lecciones, de tomar el aprendizaje al que nos quiere llevar, que nos recordemos a nosotras misma de qué estamos hechas y de cuáles han sido los sueños que nos han alimentado para llegar hasta donde estamos.

Oração trás um alívio imenso - STEFANY
Imagen: Pinterest

Es bueno cerrarse alguna vez, mantenerse al margen de todo lo que nos rodea, deshacernos de los malos momentos y de lo que nos roba la energía; de aquello que no nos hace crecer, que nos roba los sueños y nos contamina con malos sentimientos y amores no correspondidos.

Bryan Adam Castillo @bryanadamc - Mar 27 2017
Imagen: Pinterest

Hay que volvernos egoístas y olvidarnos del mundo. Tomar un pequeño respiro, sanar el alma y el corazón, vaciar todo aquello que venimos arrastrando de días, meses o años atrás y que no hemos sabido sacudirnos. Es bueno ponernos en primer lugar, tomar conciencia de lo bueno, de lo malo, agradecer por lo que es, lo que no fue y lo que no será.

Jogado
Imagen: Pinterest

Entonces, cuando hayamos podido recuperar las fuerzas, podremos abrir nuevamente las puertas de nuestra vida para permitir que las cosas sucedan de nueva cuenta, que tomen su curso y embarcarnos en los nuevos momentos que el destino nos tiene preparados. Aunque a veces no queramos, es bueno cerrar las puertas para renacer.

Good morning... if it can call good...
Imagen: Pinterest